30 de agosto de 2014

RESISTENCIA CELENDINA: Junto a Máxima, ¡Conga No Va...!

Luego de la injusta sentencia en favor de la empresa minera Yanacocha, numerosas personas, miembros de la resistencia celendina, acompañaron a Máxima Acuña y a sus familiares en una movilización de apoyo a su lucha en defensa de sus legítimos derechos, del terreno del que la transnacional Newmont - Buenaventura - Yanacocha quiere despojarles, y del cual gracias a la inicua decisión judicial puede ser desalojada para afectado por el megaproyecto minero Conga.

11 de agosto de 2014

PRENSA INTERNACIONAL: Le Monde, de Francia, y los Chaupe

La résistance d'une famille péruvienne au projet Conga
LE MONDE | 11.08.2014 à 11h05 • Mis à jour le 11.08.2014 à 11h06 | Par Chrystelle Barbier (Lima, correspondance)
Réagir Classer
Partager facebook twitter google + linkedin pinterest 

Un des cinq lacs menaces par le mega projet minier.
 Maxima Acuña de Chaupe le répète : elle ne quittera pas le terrain qu'elle occupe avec les siens près de la Lagune bleue, à 4 000 mètres d'altitude, dans la région andine de Cajamarca, au nord du Pérou. « Je vis ici depuis des années et je mourrai ici s'il le faut, mais je ne partirai pas », affirme cette femme de 44 ans aux longs cheveux noirs, devenue le symbole de la lutte contre Conga, un immense projet de mine d'or et de cuivre à ciel ouvert.
Le 5 août, elle et sa famille ont pourtant été sommées par la justice péruvienne d'abandonner les lieux sous peine d'aller en prison. Un juge local a estimé que le terrain de 26 hectares appartenait bien à la compagnie Yanacocha depuis 2001 et faisait donc partie de Conga. Un point que nie catégoriquement la paysanne, qui assure avoir acheté l'endroit en 1994. « J'ai un titre de propriété qui le prouve », s'indigne-t-elle. Dans un communiqué, la compagnie minière se réjouit du jugement qui démontre, selon elle, « que la famille avait envahi le terrain de manière violente en 2011 ». Mais Maxima de Chaupe n'en convient pas, racontant que des agents de la mine ont tenté de l'expulser à plusieurs reprises. « Ils ont brûlé notre maison, nous ont frappés, ont volé nos biens », s'indigne l'agricultrice.
DEPUIS 2011, CONGA DIVISE LA POPULATION PÉRUVIENNE 
« Le terrain des Chaupe est situé au cœur du projet minier Conga. C'est pour cela que Yanacocha fait son possible pour les déloger », estime l'avocate de la famille, Mirtha Vasquez, qui travaille pour Grufides, ONG opposée au chantier.
Depuis 2011, Conga divise la population péruvienne. Alors que certains insistent sur l'importance pour le pays de ce projet qui représente un investissement évalué à 4,8 milliards de dollars (3,6 milliards d'euros) sur dix-neuf ans, d'autres estiment que cette nouvelle mine va mettre en danger les ressources hydriques de la région indispensables aux agriculteurs, déjà affectés par de nombreuses opérations minières. Conga prévoit la disparition de cinq lacs, dont la Lagune bleue, destinée à devenir, si le projet prospère, un espace réservé aux déchets et aux eaux sales.
Le projet Conga a officiellement été « suspendu » par le gouvernement en août 2012, après la mort de cinq manifestants opposés au chantier. Craignant une reprise des travaux, les ONG ne baissent pas la garde et surveillent en permanence les lacs. Depuis mardi, elles multiplient aussi les messages de soutien aux Chaupe.
« NI AUJOURD'HUI NI JAMAIS »
Mirtha Vasquez insiste sur l'importance de l'affaire. « C'est la première famille qui ose mener la bataille, même sur le plan judiciaire », argue l'avocate. Pour elle, « la réaction de Maxima et des siens représente enfin la réaction des paysans pauvres qui veulent se défendre ».
Parents de quatre enfants, les Chaupe vivent de l'artisanat, de l'agriculture et de l'élevage, comme la majorité des habitants de la région. « Parce que nous sommes pauvres et paysans, ils pensent qu'ils peuvent envahir de force notre terrain », s'insurge Maxima, avant de répéter d'un ton ferme qu'elle ne vendra pas. « Ni aujourd'hui ni jamais. »
Craignant d'être délogée à tout moment, la famille Chaupe – qui a reçu le soutien de la Coordination nationale des droits de l'homme, un réseau regroupant 80 ONG – a fait appel du jugement qui la condamne pour usurpation aggravée à deux ans et huit mois de prison avec sursis, à quitter son terrain et à verser 1 450 euros de réparations civiles à la compagnie Yanacocha.

Chrystelle Barbier (Lima, correspondance)
Journaliste au Monde

6 de agosto de 2014

JUSTICIA: Orden judicial inicua contra una familia

Sentencia de juzgado de Celendín permitirá a Yanacocha desalojar a los Chaupe

Por Rocío Silva Santisteban*
Máxima no puede leer esta columna pero ha cambiado, con su ejemplo de dignidad, el sentido de la vida de muchas mujeres que leemos y tenemos formación universitaria. Tampoco es una “excepción en las estadísticas” porque el analfabetismo es una situación usual para muchas mujeres rurales de nuestro país: algo que debería de indignarnos. Máxima mide 1.50 cm, es delgada, tiene los huesos fuertes y la voluntad inquebrantable. Nunca fue a la escuela pero conoce perfectamente los usos medicinales de muchas plantas y con una voz muy queda canta la historia de su terreno y su propia historia. A las 5 de la mañana ordeña las vacas, arrea al ganado, prepara te de berenjena. Máxima Acuña de Chaupe, con cuatro hijos todos mayores de edad y sin llegar a cumplir ella aún los 48 años, ha podido cincelar con su oralidad y su inteligencia una de las resistencias pacíficas más fuertes de toda nuestra historia.

Máxima Chaupe, golpeada, perseguida. Un símbolo de resistencia.

La Dama de la Laguna Azul ha sido avasallada por la empresa de oro más grande de Sudamérica. Y no se ha amilanado: sigue persistente luchando por su terreno en pleno corazón del proyecto Minas Conga. “Dicen que aquí en mi terreno hay oro, y por esa ambición del oro es que me quieren quitar mi terreno a la mala, a la fuerza. Aun hasta matándome…”, ha dicho Máxima Acuña en uno de los numerosos documentales que se han grabado sobre su caso.
Desde el 2011 los ataques y acosos de la minera no han parado. Los últimos hostigamientos –incluso luego de que la CIDH les otorgara medidas cautelares– se han producido el 21, 22 y 24 de julio, en esta última ocasión un grupo de policías y funcionarios, así como de ronderos, amenazaron a Jaime Chaupe. “Hasta estos momentos, siguen atacándonos. Ellos ven que no se encuentra nadie a esa hora y entran a perturbarnos todos los días. No nos dejan tranquilos. ¡Cómo vamos a vivir!”, dice Gilda Chaupe.El 9 de agosto del 2011 la empresa Yanacocha intentó desalojar a la Familia Chaupe a la fuerza: aproximadamente 200 efectivos de la DINOES ingresaron al terreno, echaron los enseres, los pellejos que fungen de camas y las frazadas para calentarse de la casa de tapial que tenían, y luego quemaron la misma casa. Ellos, los Chaupe, resistieron y los DINOES no se retiraron sino hasta que un culatazo de fusil en la nuca de Gilda Chaupe la desmayó. Gilda permaneció tres horas tendida sobre la grama. Todos pensaron que había fallecido y la policía se retiró de la zona. Felizmente solo estaba desmayada. Jaime cortó ichu de los alrededores y los días siguientes durmieron a la intemperie bajo los matorrales de ichu para abrigarse porque a 4,200 msnm el frío en las noches perfora los huesos. Pero no abandonaron el terreno.
Hoy el fiscal Ruperto Alcántara, de la Fiscalía General de Celendín, presentará su acusación de manera oral, pero tenemos entendido que ha pedido el desalojo inmediato del predio, una altísima reparación civil a favor de Yanacocha y tres años de prisión efectiva para Máxima Acuña de Chaupe, Jaime Chaupe, Ysidora Chaupe y su esposo, Elías Chávez, como ¡“invasores” del terreno de su propiedad! La empresa no ha podido probar la posesión del terreno previo a la posesión de los Chaupe, por tanto, es imposible que exista una invasión. ¿Será la justicia esta vez justa?
Esta kolumna ha sido publicada en La República hoy martes 5 de agosto de 2014.
Actualización a las 9:15 pm:
Hoy a las 10:30 am el juez del Juzgado Unipersonal de Celendín dictó sentencia contra Máxima Acuña de Chaupe, Jaime Chaupe, Ysidora, la hija de ambos y el esposo de esta, Elías Chávez. Los condenó a 2 años y medio de prisión (suspendida), al pago de una reparación civil de 5,500 soles y al desalojo de la zona donde actualmente viven en Tragadero Grande, Sorochuco, zona de influencia del PM Conga. Mirtha Vásquez, abogada de la familia, apeló inmediatamente esta sentencia que confirma una vez más la actuación genuflexa de una justicia presionada por los grandes poderes financieros y económicos.
Lo más extraño de todo, como nos comentó la Dra Mirtha Vásquez, es que no se ha podido recoger la sentencia hasta el momento, pues el secretario de juzgado ha dicho que "aún no terminan de copiar las 21 páginas". ¿De copiar de dónde? Extraño, sobre todo, porque al parecer la sentencia está argumentada con jurisprudencia nacional, internacional y teoría del derecho de tal forma que se aleja muchísimo, por su estructura muy bien articulada, de los vastos documentos anteriores del mismo juez.
Lo preocupante es que el propio juez mencionó tres veces a los abogados de PM Conga que la posibilidad de desalojar a la Familia Chaupe estaba expedita. Así que la situación de agosto del 2011 puede volver a repetirse en cualquier momento. La ley, una vez más, de mano de los poderosos a pesar de que hay documentos que prueban no solo la posesión de los Chaupe sino su propiedad.
La versión de la empresa minera la pueden leer acá
http://www.yanacocha.com.pe/wp-content/uploads/2014/04/Familia-Chaupe_Marzo.pdf

*https://kolumnaokupa.lamula.pe/2014/08/05/maxima/rociosilva/

--

RESISTENCIA: Celendín contra inicua orden judicial

Por José Saldaña
Máxima Chaupe ha sido condenada hace minutos a dos años y ocho meses de prisión suspendida y a pagar una reparación civil de 5500 soles. Su delito, según dicen fiscales y jueces de Cajamarca, ha sido la usurpación de tierras.
Sabemos con certeza que ese delito no ha sido cometido. Máxima es propietaria desde 1994 de la tierra que ahora minera Yanacocha reclama como suya a pesar de carecer de cualquier tipo de título legal.
Sabemos, además, que la familia Chaupe ha sufrido en los últimos años agresiones físicas, amenazas de muerte, matanza de su ganado, incendio de su propiedad; y que, más allá de todo eso, se resiste a ceder ante la injusticia.
Así también deberían saber los dueños de la minera Yanacocha que para extraer el oro de Conga esto no va a ser suficiente. Van a tener que superar la inquebrantable resistencia un pueblo entero y la solidaridad de todas y todos quienes seguimos el caso y estamos dispuestos a continuar en esa lucha cueste lo que cueste.
Hoy el sistema de justicia oficial nos ha vuelto a recordar que está subordinado al poder económico. Nosotros le haremos recordar entonces que el poder de un pueblo consciente es igual de grande y quizás más. Estamos hoy más que nunca del lado de nuestra admirada Máxima.

SUCEDIÓ LO QUE TODOS TEMIAMOS...

El poder pagano acaba de dar la orden de desalojo a la familia Chaupe de sus tierras en las lagunas, a favor de un poder económico que todo lo compra, todo lo corrompe y todo lo prostituye: YANACOCHA.


UNA REMEMBRANZA

En la primera semana de marzo se realizó en Cajamarca una asamblea en las lagunas de la zona de Conga, que tuvo como conclusión de las organizaciones participantes dar un plazo de quince días a la minera Yanacocha para que retire su maquinaria del lugar. Allí, en las alturas, encontramos a una pequeña mujer, emblema de la resistencia cajamarquina y nacional en torno al derecho sobre la tierra.

Por Ybrahim Luna 

Los cerros le roban el ánimo a los cristianos cuando no avanzan rápido; eso asegura, entre bromas y en serio, uno de los recios comuneros que avanza sin pausa entre montes y peñascos por el camino que conduce al mismo corazón de Conga, la laguna Azul. Otro comunero, bolo de coca y cañazo encima, le responde que esas son cojudeces, que hay que avanzar nomás. Los últimos de la caravana vemos como se pierden sus espaldas tras unas enormes y verdes colinas. Ya no están. Nos hemos quedado solos. 
Santiago, un carismático antropólogo neoyorquino, avanza a paso acelerado para dar alcance a la primera comitiva encabezada por el líder ambientalista Marco Arana y los dirigentes Milton Sánchez y Eddy Benavides, además de cientos de comuneros que tienen como objetivo la laguna El Perol para realizar una Asamblea de coordinación de resistencia. Santiago, de poblada barba castaña, realiza un doctorado en conflictos sociales y ha elegido a Cajamarca como uno de sus centros de estudio. Es un tipo divertido, hasta que le toca hablar de los derechos del campesino peruano sobre el agua y la tierra, entonces su gesto se torna serio. 
Kilómetros adelante, documentalistas canadienses y europeos utilizan mulas para transportas sus carpas y equipos. Tienen tanta resistencia al frío y a la altura que podrían competir con los mismos comuneros de la zona. 
Nos hemos quedado atrás. Alguien previó –erradamente- dos horas de caminata desde la comunidad de Jadibamba, donde quedaron estacionados los vehículos, hasta las famosas lagunas en conflicto en el proyecto minero Conga. Para algunos la marcha duró cinco o seis horas, siendo sorprendidos al final del camino por la noche y la niebla cubriendo hasta el último rincón del horizonte. 
Horas antes, aún con la luz de la tarde, llegó un momento en que los rezagados nos rendimos y decidimos aguardar el frío y la noche a la intemperie de la jalca, pero un guía, forjado en las artes misteriosas de Huancabamba, brindaba con el cerro para que nos “soltara” y nos dejara seguir. Era necesario brindar con el Apu con harto pisco, bolo de coca e inclusos caramelos de limón. Lo más probable es que la sugestión nos haya ayudado a recuperar las fuerzas y a seguir a paso firme por páramos desolados, ichus húmedos, y bofedales que mojaban hasta las rodillas. 
La visión de dos siluetas en el horizonte fue lo más parecido a la alegría de descubrir un continente nuevo. Eran dos comuneros filmando el valle. “Estos trabajan para la mina”, comenta el guía. Los hombres son jóvenes y se ponen algo nerviosos. Estamos esperando a nuestro alcalde, se defienden. No queremos empezar una discusión, les pedimos una indicación y nos la dan. Nos señalan un extraño oasis en medio de tanta soledad, una carretera resguardada por dos ómnibus de la Dinoes. 
Avanzamos por más peñas magistrales y riachuelos, y por fin flanqueamos el camino. Luego rodeamos una tranquera y subimos hasta un bosque de piedras, el mismo que sirvió de fortín para que los emblemáticos Guardianes de las lagunas acampasen en forma rústica, entre palos y plásticos, y vigilasen que no se acerquen la maquinaria de la mina y los efectivos policiales contratados por Yanacocha. 
Una casa solitaria se erige en esas alturas de la comunidad denominada Tragadero Grande, le pertenece a la familia Chaupe. Es la última casa del lugar. 
El sol, que es un brillo fantasmal, está a punto de ocultarse tras la enorme cordillera que enmarca la laguna Azul. Su brillo rebota apenas sobre el agua, y la niebla que nos rodea es un humillo rastrero. En ese pequeño bosque de piedras encontramos a Máxima Acuña Atalaya, la mujer emblema de la resistencia cajamarquina. 
Máxima Acuña es costurera, tiene 42 años y es natural del caserío de Marcucho, distrito de Sorochuco – Celendín, tiene el gesto curtido pero la sonrisa amable, en casa la acompañan sus cuatro hijos y su esposo, el comunero agricultor Jaime Chaupe Lozano; pero ella es conocida en varias partes del mundo como la Señora Chaupe, a secas. 
La lluvia vuelve a caer por veintiunava vez ese día, y la Señora Chaupe nos invita a guarecernos bajo un plástico azul. El frío es increíblemente intenso, y bajo ese plástico nos permite hacerle algunas preguntas. 
¿Cuál fue el resultado del proceso judicial que tiene por estas tierras con la minera Yanacocha? 
La fiscalía y los jueces de Celendín en vez de seguir mi caso dicen que han perdido los documentos que presenté en la misma mesa de partes, y al final le han dado la razón a los ingenieros de Conga de que yo estoy usurpando sus terrenos cuando eso no es verdad. Y me han dado una sentencia de pena suspendida donde yo debo firmar cada cierto tiempo, además de pagar 200 soles como reparación civil a la minera. Existe justicia para el pobre, dígame usted. 
¿A quién le pertenece exactamente el terreno que estamos pisando? 
Esta tierra que estamos pisando, donde están nuestros hermanos ronderos, los Guardianes de las lagunas, es de mi propiedad; y colinda con los terrenos comprados por la mina. Yo exijo que Yanacocha respete la linderación, los terrenos de nuestros hermanos campesinos, y que no invada nuestras propiedades. Yo tengo mi certificado de posesión de compra y venta de esta zona. Pero la empresa, servida de la prensa vendida, sale a decir que todito esto es de ellos por derecho, cuando en realidad está usurpando nuestra dignidad. 
¿Cómo adquirieron ustedes estos terrenos? 
Todos estos terrenos han sido antes una comunidad, y las autoridades de esta comunidad hicieron llamar a los comuneros de Chugurmayo, Cruzpampa y Salacate para hacer una división y entregar a cada uno su parcela con su respectivo documento y su certificado de posesión. Con el tiempo muchos comuneros han hecho sus traspasos o han vendido sus terrenos porque ya no querían vivir en estas alturas. Mi terreno me costó mi plata y lo compré en el año 1994. No es que yo haya venido a invadir como la mina lo dice en los medios de comunicación echados. Yanacocha ha dicho primero que le compró las tierras a la comunidad, luego dizque a los colindantes, pero en los documentos presentados ante la policía del distrito de Sorochuco dice que compró los terrenos a mi suegro Esteban Chaupe Rodríguez, y eso deja mi terreno libre. Nunca he vendido a nadie mi terreno. 
¿Cuántas veces la han intentado desalojar? 
Desde el 22 de mayo del 2011 que han intentado pegarme, quitarme mis cosas, quemarme mi choza, botaron mis linderos, han desmayado a mis hijos. Mi hija de dieciocho años tuvo que arrodillarse frente a una maquinaria diciéndoles que la pasaran por encima si querían seguir, ahí la golpearon en la cabeza. Luego, en agosto, que se llevaron mis maderas, mis cosas, mi comida, todo lo han llevado a sus oficinas en la mina. Recién a los quince días han llevado las cosas a la fiscalía de Celendín. Y cuando fui a ver al fiscal dijo que no sabía nada y que no tenía nada. Después con sus maquinarias y su Dinoes han matado incluso mi perro pastor y se han robado a dos de mis ovejas en medio de risas y carcajadas. Yo soy una mujer pobre que vive de hilar y tejer, y de vender lo que confecciono. Mi esposo se dedica a la chacra para comer lo que sembramos, y ahorita la mina quiere que les paguemos reparación civil. 
¿Hasta cuándo cree que pueda resistir el inevitable desalojo? 
Voy a apelar a las instancias de la ciudad de Cajamarca, si no me dan la razón, iré a instancias más altas. ¿Hasta cuándo resistiré?, hasta que me mate la Dinoes, pues será. Pero eso sí, siempre luchando. Y Conga no va. 
La lluvia arrecia y ya no es posible seguir en ese lugar. La señora Chaupe invita a los comuneros a pernoctar en su casa. Bajamos la colina y la oscuridad no deja ver ni siquiera nuestras propias manos. Aves chillonas cruzan nuestras cabezas mientras los perros ladran a la distancia. El miedo puede ser una alerta necesaria. El suelo lodoso requiere pisadas precisas y fuertes, y la luz de un fogón nos indica el camino hacia la casa. Somos varios, pero siempre hay forma de acomodarse. Nuestro aliento es puro humo. Estamos a bajo cero. 
Los comuneros que llegaron hasta la misma laguna El Perol y que están de regreso comentan que una fila de maquinarias de la minera salió en huida al verlos llegar. Están removiendo tierra a quinientos metros de la laguna, aseguran. Hemos constatado que Conga nunca paralizó, concluyen. También comentan que los dirigentes pusieron una denuncia ante la fiscalía de prevención del delito por las tranqueras que coloca Yanacocha en las carreteras que son de libre tránsito. 
Los comuneros son hombres recios, de caras tostadas por el sol y el frío. Ya en confianza, empiezan los chistes y la chacota, la casa invita la coca para el bolo y ellos ponen el cañazo. Se reparten caramelos, mientras los Chaupe preparan una sopa caliente revive muertos mezcla de arroz, fideos y arvejas. También comparten unas aguas calientes hechas con hoja de berenjena. 
Hay luces que se acercan, algunos temen que sea la Dinoes provocando como siempre. Pero, no. Son Marco Arana, su agente de seguridad, y el dirigente de la PIC (Plataforma Interinstitucional Celendina) Milton Sánchez. Están empapados como todos. El fogón se convierte en un secador improvisado de medias, zapatos y pantalones. Algunas medias se calientan más de lo debido y se cocinan con las cenizas. 
Solo las velas alumbran la noche, no hay luz eléctrica, y los celulares deben cargarse al bajar al pueblo una o dos veces por semana. 
Los comuneros cuentan historias de fantasmas y comparan habilidades para los chistes. La coca y el cañazo los mantienen despiertos hasta bien entrada la madrugada. Pero es a las tres de la mañana cuando el frío se vuelve insoportable a pesar de los ponchos y frazadas. El hombre de la casa, don Jaime Chaupe, cuenta que alguna vez los funcionarios de la mina y los fiscales le pidieron hacer un trato para vender sus tierras a un precio considerable, pero no aceptó. 
Son las cuatro y media de la mañana, y lo primero que hace Máxima Acuña Atalaya, alumbrada apenas por una linterna, es pelar papas y dejar todo listo para que su nuera preparare el almuerzo durante el día. En medio de la oscuridad, una presencia. Es Santiago, el antropólogo neoyorquino, llega mojado diciendo que ha vivido un infierno congelado al perderse en el camino. Le brindan un lugar para dormir. 
Es viernes, 5:30 a.m., día de mercado. La Señora Chaupe lleva un pesado quipe y, junto a su esposo, toma la combi que la llevará a la comunidad de Santa Rosa para vender sus productos. Se despide de los comuneros y dirigentes. 
La claridad de las mañanas a 4 000 metros de alturas impacta en las retinas no preparadas. 
La Dinoes, desde sus buses, vigila a los Guardianes de las lagunas, camionetas de la minera filman todo a cierta distancia, y agentes del Ministerio público -con chalecos antibalas- hacen presencia constante. Será una semana movida y fría para todos.

14 de julio de 2014

MINERÍA: Anillos de oro, agua y salud pública

El Dr. Elmer Huerta, eminente médico oncólogo peruano que trabaja en el Washington Hospital Center de la capital de Estados Unidos, Presidente de la Sociedad Americana del Cáncer, y muy conocido en el Perú por su programa radial sabatino que se emite por RPP, cuando estalló el conflicto Conga y cuando se cumplían 8 días del contundente Primer Paro Regional Indefinido contra Minas Conga, sensibilizado por el rechazo de los pueblos al ecocida megaproyecto minero de Yanacocha, publicó el 1 de diciembre del 2011 en su blog Cuida tu salud con el diario El Comercio un detallado artículo sobre la minería aurífera, sus destructores impactos sobre el agua y también sobre la salud pública.  A continuación de esta presentación va el referido artículo y también lo he convertido a formato pdf que va en archivo adjunto.
Los videos del programa Frontline a los que se refiere el Dr. Huerta son La Maldición del Oro Inca (partes 1, 2 y 3), que muestran cómo el ultracorrupto Vladimiro Montesinos intervino en el corrupto Poder Judicial para que éste favoreciera a la Newmont Mining Corporation; los puede ver al final del artículo del Dr. Elmer Huerta, abriendo previamente el enlace o link con el diario El Comercio. 
Wilder Sánchez / 14.7.2014


EL ORO DE SU ANILLO Y LA SALUD PÚBLICA

Por el Dr. Elmer Huerta
Viendo y escuchando a la distancia el levantamiento comunitario en Cajamarca, me nació la curiosidad de leer acerca del modo en que funcionan las minas de oro y su impacto sobre la salud pública en el área geográfica en que operan. La verdad es que he aprendido muchas cosas, y este post tiene como objetivo compartir algunos de esos conceptos con ustedes.
Quiero aclarar que cuando digo que “veo y escucho a la distancia” es porque yo vivo en Washington DC, y para fines prácticos, estoy convencido de que aquellos que viven en Lima o en cualquier otro lugar del Perú que no sea cercano a las minas de Yanacocha, también están “viendo y escuchando” de esas manifestaciones a la distancia.
En la época de los Incas, el oro se encontraba en lugares en los que el preciado mineral estaba en enormes filones superficiales, prácticamente a la vista de los que lo buscaban, o se encontraba en forma de enormes pepitas a orillas de los ríos.
Don Raúl Porras Barrenechea escribe en su ensayo Oro y Leyenda del Perú: “el cronista oficial Pedro Sancho habla, en 1534, de las minas de Huayna Cápac en el Collao, que entran cuarenta brazas en la tierra, las que estaban custodiadas por guardas del Inca”.
En otro pasaje relata que “América precolombina desconoció el hierro, pero tuvo el oro... En toda América hubo, en la época lítica y premetalúrgica, oro nativo o puro que no necesitaba fundirse ni beneficiarse con azogue, en polvo o en pepitas o granos que se recogían en los lavaderos de los ríos o en las acequias; pero se desconoció, por lo general, el arte de beneficiar las minas. "La mayor cantidad que se saca de oro en toda la América –dice el Padre Cobo– es de lavaderos".
Pero esa maravilla natural se acabó hace mucho tiempo, los colonizadores españoles arrasaron con todas esas minas “a flor de piel” y explotaron además decenas de minas de oro, contaminando comunidades enteras con el mercurio (azogue) que se usaba sin ningún control.
En la actualidad, el oro se encuentra como un polvillo invisible, escondido y mezclado con muchos otros minerales en la tierra.
Para extraer ese polvillo invisible de oro en cantidades suficientes para que usted se pueda comprar un anillo o una cadenita de oro, se necesita excavar, remover y procesar toneladas y toneladas de tierra y minerales y usar miles y miles de galones de agua del subsuelo.
Se calcula que para obtener el oro necesario para hacer un aro de matrimonio, se tienen que procesar 2,8 toneladas (2.800 kilos) de tierra y minerales…
El problema que tienen los mineros es entonces cómo hacer para obtener y procesar toda esa tierra y minerales en la que se encuentra el oro.
Existen dos métodos:

1. Hacer enormes y profundos túneles debajo de la tierra (socavones) y sacar la tierra en trencitos (o como se hacía antes, a lomo humano con esclavos o indígenas)
2. Colocar poderosos explosivos en la profundidad y provocar gigantescas explosiones para ablandar y exponer la tierra y los minerales y luego fabricar un sistema de carreteras que lleve esa tierra desde el fondo de esos enormes huecos a la superficie, a las plantas procesadoras.

El primer método es muy caro, peligroso y casi no se usa. El segundo es el preferido en la minería moderna.
Una vez extraída de la profundidad, esa tierra es químicamente procesada para extraer el oro que contiene, y es aquí en donde empieza el problema con la salud pública… no hay mejor sustancia química para extraer el oro de esa tierra que el cianuro, uno de los venenos más potentes que existen en la naturaleza.
Sin llegar a los detalles técnicos, el proceso de obtención del oro implica mezclar esas toneladas de tierra que se obtuvieron de las explosiones con agua y cianuro (¿se imaginan las enormes cantidades de barro venenoso que se producen?). En este proceso, el cianuro se pega al polvillo de oro, por lo que luego hay que separarlos usando otros materiales químicos.
Gracias a esos otros químicos, el oro puro es separado del cianuro y es luego purificado en otros pasos. El producto final son esos famosos lingotes de oro puro que a veces vemos en la televisión.
El problema es que este tipo de procedimiento de extracción del oro es muy pero muy poco eficiente. Hay necesidad de procesar toneladas y toneladas de tierra para poder sacar un poco de oro.
Dependiendo de la fuente, y me he dado cuenta que en este asunto de la minería del oro las opiniones son muy encontradas y las pasiones muy fuertes, no se a quién creerle en el cálculo de cuánta tierra hay que procesar para obtener un gramo de oro.
Este sitio (de la industria química del cianuro) dice que hay que procesar una tonelada de tierra para obtener 10 gramos de oro.
Este otro sitio nos dice que para hacer un anillo de matrimonio se necesita procesar 2,8 toneladas, mientras que este otro sitio (auspiciado por un grupo que dice que el oro es “suciamente obtenido”) dice que en la obtención del oro que se necesita para fabricar un anillo, se generan 20 toneladas de materiales de desperdicio.
Creo que los números van por ahí porque todos hablan de toneladas, tanto de tierra por procesar como de desperdicios contaminados, y esto nos lleva nuevamente al asunto de la salud pública.
¿Qué hacen las minas con todas esas toneladas de barro mezclado con cianuro y otros químicos? ¿Cómo la procesan? ¿Cuánto tiempo duran en el medio ambiente esos residuos? ¿Hay peligro de que esos químicos almacenados en grandes lagunas se filtren al subsuelo y contaminen las fuentes de agua? ¿Pueden producirse evaporaciones de materiales tóxicos al aire cercano?, ¿Pueden esos vapores tóxicos viajar a lugares más lejanos? ¿Qué cambios ambientales se producen al hacer esas enormes excavaciones y cómo se afecta la salud de humanos, plantas y animales?
Obviamente los Estudios de Impacto Ambiental hechos por la industria de la minería ponen siempre las cosas de color de rosa, pero la experiencia indica que en cada mina se han producido siempre accidentes que han ocasionado severos daños al medio ambiente y que han amenazado la salud de los pobladores de lugares aledaños. En 1998 se produjo un derrame de aguas con cianuro en una mina de propiedad canadiense en Kirguistán y miles de personas río abajo tuvieron que ser evacuadas. Para una lista más amplia de accidentes por contaminación visite este sitio.
Se sabe por ejemplo que la industria minera canadiense genera un millón de toneladas de rocas de desperdicio y 950.000 toneladas de barro por día, lo cual produce 650 millones de toneladas de residuos por año, calculándose que esa es la principal causa de polución del medio ambiente por metales en la Columbia Británica.
Al respecto, se han documentado cuatro tipos de problemas en el agua por la minería: drenaje de ácidos, contaminación por metales pesados (plomo, cadmio, arsénico, cobalto, cobre y zinc entre otros), polución por los químicos agregados para separar el oro y erosión y sedimentación de partículas.
Lamentablemente no hemos encontrado documentación específica sobre enfermedades causadas por la contaminación del medio ambiente en los pobladores cercanos a las minas. Quizás esto sea porque casi no existen poblados cercanos a las minas. Las minas están ubicadas en lugares inhóspitos, muy poco poblados. Obviamente, las comunidades tienen muchos casos anecdóticos de enfermedades entre sus pobladores, casos que lamentablemente no han sido sistemáticamente estudiados. Interesantemente, los principales problemas de salud se presentan entre los trabajadores de las minas, que tienen menor expectativa de vida y altos índices de infección por el virus VIH.

El segundo gran problema con la minería del oro: el consumo de agua

Y así como dijimos que la extracción del oro es muy ineficiente y que se necesitan procesar toneladas y toneladas de tierra para obtener un poco de oro, hay otro enorme problema de salud pública con este método de minería: la gigantesca cantidad de agua que se necesita para mezclar las toneladas de tierra con el cianuro. Al respecto, se ha dicho que el agua es la principal víctima de la minería, y eso porque el agua de la mina debe obtenerse del subsuelo, y se ha documentado que esa enorme extracción de agua puede mermar la disponibilidad del líquido elemento en zonas aledañas.
Ciertas minas en el noreste del estado de Nevada, por ejemplo, bombearon 580 mil millones de galones de agua del subsuelo entre 1986 y el 2001. Esa cantidad de agua es suficiente para alimentar a toda la ciudad de Nueva York durante un año.
Se calcula que la minería del oro en el estado de Nevada usa más agua que toda la gente del estado y que el agua del subsuelo ha disminuido en más de 300 metros. Una de esas minas consume 100 millones de galones de agua por día, lo cual es más agua de la que consume diariamente la ciudad de Austin en el estado de Texas.
Este problema con el agua origina entonces preguntas con respecto al agua de las zonas aledañas a las minas de Yanacocha en Cajamarca. ¿Se afectarán las cabeceras de agua? ¿Se podrá contaminar el agua de los pueblos río abajo? ¿Disminuirá el agua en los pueblos río abajo?
En resumen, la minería del oro es una de las actividades humanas más destructoras del medio ambiente, especialmente sobre las fuentes de agua, pero se sigue haciendo porque genera una enorme cantidad de riqueza, tanto para los dueños de las minas como para las regiones geográficas que lo permiten.
La extracción del oro permite además que los seres humanos luzcan orgullosamente sus joyas de oro (80% del oro del mundo se usa en joyería) y que los gobiernos mantengan el valor de sus reservas económicas (Hugo Chávez acaba de movilizar sus reservas de oro…).
Así es que la próxima vez que mire su anillo de oro, piense que se necesitaron procesar casi 3 toneladas de tierra y miles de galones de agua para satisfacer su vanidad.

#####

Y si usted tiene la curiosidad de explorar un ejemplo de la relación entre política y minería en el Perú, le recomiendo estos videos. Son del programa Frontline, uno de los programas mas serios de la Televisión Pública de Estados Unidos (PBS). Fueron emitidos en octubre del año 2005.

EL COMERCIO: http://elcomercio.pe/blog/cuidatusalud/2011/12/el-oro-de-su-anillo-y-la-salud


Elmer Huerta

El Dr. Elmer Huerta tiene una obsesión: traducir para las grandes mayorías la complicada y críptica información médica, expresándola en términos sencillos y que sean de utilidad para el público. Su misión es impulsar la medicina preventiva, recordando siempre que el truco de una vida plena es llegar a viejo lo más joven posible. Con más de 20 años de trabajo médico y cuatro especialidades, el Dr Huerta ve pacientes en el Washington Hospital Center en Washington DC, tiene tres programas diarios de radio y tres programas de televisión semanales; escribe para revistas y periódicos y se las ingenia para mantener una pagina en Internet. Es además investigador de cáncer y acaba de ser elegido Presidente de la Sociedad Americana del Cáncer, siendo el primer latino en llegar a esa posición en 95 años de historia de esa prestigiosa organización. Este blog será el resumen de un articulo médico extraído de las principales revistas de medicina. Para aquellos curiosos (y para los colegas), se proporcionará siempre la fuente bibliográfica original. Ocasionalmente, el Dr. Huerta escribirá acerca de temas puntuales relativos al acontecer médico nacional. Ah, el Dr. Huerta es fanático del fútbol y está al tanto de las principales ligas del mundo.


EL COMERCIO: http://elcomercio.pe/blog/cuidatusalud/2011/12/el-oro-de-su-anillo-y-la-salud

13 de julio de 2014

ALERTA: Cajamarquinos están siendo envenenados

CAJAMARCA: ALIMENTOS CON METALES PESADOS

Por Wilder Sánchez
Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Nacional de Cajamarca ha revelado que los pobladores de once  comunidades o caseríos ubicados en las cercanías a los yacimientos de Minera Yanacocha (Quishuar Corral, Quilish, Cince Las Vizcachas, Tual, La Apalina, Hualipampa Baja, La Ramada, Manzanas Alto, Porcón Bajo, Combayo-La Florida y Huambocancha) están consumiendo agua y alimentos con metales pesados (cadmio, arsénico y plomo, en este caso), cuyas concentraciones exceden los límites máximos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).  Las muestras de alimentos fueron recogidas en La Pajuela, Tual, La Ramada, Porcón Bajo y en la ciudad de Cajamarca (en el caso del arroz).  Entérese con un poco más de detalle del estudio realizado leyendo un artículo de David Castro publicado en su blog Expresión Genética que sale en la página web del diario El Comercio de Lima (edición del jueves 10 de julio), en donde el bloguero presenta una síntesis de la metodología y de los resultados del estudio.
Se inserta a continuación el artículo “Metales pesados en dieta de poblaciones rurales de Cajamarca” y también los resúmenes o abstract de los artículos científicos relacionados y citados en el artículo de David Castro.

12.7.2014

Metales pesados en dieta de poblaciones rurales en Cajamarca

Por David Castro
Por más formal que sea una mina, es muy difícil controlar el impacto que genera sobre el ambiente, los ecosistemas y las comunidades que viven cerca a sus instalaciones. La idea es reducir al mínimos esos impactos, a través del cumplimiento de normas y estándares internacionales, para poder maximizar los beneficios. 

Mina a tajo abierto, muy comunes en el país. Vista panorámica de la Minera Yanacocha en Cajamarca. Fuentes: Wikipedia, Wikimedia Commons.
A 40 kilómetros de la ciudad de Cajamarca se encuentra la mina de oro más grande de Sudamérica (ya saben a cual me refiero). Esta minera cuenta con dos diques, uno en el Río Grande y otro en el Río Rejo, los cuales fueron construidos originalmente para controlar los sedimentos producidos por los relaves de la mina. Actualmente, los diques sirven como reservorios de agua para las temporadas secas, permitiendo regar los campos de cultivo de la zona.
Existen evidencias [aquí y aquí] de que los ríos cercanos a la mina —que, a su vez, son afluentes de otros ríos más importantes como el Jequetepeque— presentan niveles elevados de ciertos metales pesados como el cadmio (Cd), arsénico (As) y plomo (Pb), los cuales podrían acumularse en los productos alimenticios de la zona y poner en riesgo la salud de los pobladores. El problema es que nadie ha estimado ese riesgo.
Fue así que un grupo de investigadores de la Universidad de Barcelona (España) y la Universidad Nacional de Cajamarca, liderados por la Dra. Marta Barenys, fueron en busca de la información necesaria para poder estimarlo.
El primer paso fue determinar cuál era la dieta básica de estas personas. Este es un dato muy importante porque en función a lo que comen uno puede estimar el riesgo de estar expuestos a determinados compuestos tóxicos. No es lo mismo la dieta de un amazónico (rica en pescado) que de un andino (rica en granos y tubérculos). Los peces acumulan más mercurio que las papas, por lo que los amazónicos estarán más expuestos a este elemento dependiendo del nivel de contaminación de los ríos.
Los investigadores seleccionaron once comunidades ubicadas entre la mina y la ciudad de Cajamarca [ver los puntos negros (•) en la figura]. En cada comunidad entrevistaron a unos cuantos pobladores con el fin de determinar detalladamente qué es lo que comían y en qué cantidades. Incluso calcularon la proporción de cada ingrediente —a partir de las recetas locales— para determinar su contribución en la dieta total.

Zonas de muestreo. Puntos negros (•): Encuestas sobre dieta. Puntos blancos (ο): Colecta de muestras de agua y alimentos.
En total se entrevistaron a 36 individuos (28 hombres y 8 mujeres). El bajo número de encuestados —especialmente de mujeres— se debe a la desconfianza de los pobladores hacia los investigadores y porque son los hombres quienes actúan como mediadores entre la familia o la comunidad con el mundo exterior.
El siguiente paso fue colectar muestras de agua y alimentos en cuatro puntos diferentes [ver los puntos blancos (ο) del mapa], de acuerdo a la composición de la dieta básica de los pobladores locales [ver la Tabla]. Para aquellos productos que no son propios de la zona, por ejemplo, el arroz y ciertos vegetales, las muestras fueron colectadas de un mercado de la ciudad de Cajamarca. Un total de 145 muestras (130 de alimentos y 15 de agua) fueron enviadas al laboratorio de toxicología de la Universidad de Barcelona para su análisis.
.
Productos más consumidos en las comunidades cercanas a la mina comparados con los datos del INEI.
Una vez determinada la concentración de metales pesados en las muestras de agua y alimentos, y de acuerdo a la cantidad consumida de estos productos en gramos por día [ver la tabla], Barenys y su equipo observaron que los niveles de cadmio, arsénico y plomo que ingerían los pobladores locales diariamente excedían los límites establecidos por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los resultados fueron publicados la semana pasada en Food and Chemical Toxicology.
La principal fuente de arsénico fue el agua y el arroz alcanzando niveles de consumo diario promedio de 0,5 μg/Kg, cuando la EFSA establece que entre 0,3 y 8 μg/Kg hay riesgo de lesiones de piel y cáncer en humanos. También se determinó que las poblaciones que viven más cerca a la mina están más expuestas al arsénico a través del agua.
Respecto al cadmio, los principales contribuidores son las papas y el arroz. Los investigadores estimaron un consumo diario de 0,36 a 0,42 μg/Kg, cuando el límite establecido es de 0,35 μg/Kg diarios (2,5 μg/Kg por semana, según la EFSA). En este caso, no hay diferencia si la población se encuentra más cerca o lejos de la mina ya que el arroz se compra en el mercado de la cuidad de Cajamarca. Los investigadores no lograron determinar de donde viene el arroz, aunque lo más probable es que sea del valle del Río Jequetepeque, que está más cerca a la zona. Respecto a la papa, el tubérculo es producido en la misma zona por lo que la presencia de cadmio se puede deber al agua con la que se riega.
En cuanto al plomo, la principal fuente de exposición fue el agua, por lo que las poblaciones más cercanas a la mina presentaron niveles de consumo diario mayores —de 1,5 a 1,9 μg/Kg. Según la EFSA, los niveles superiores a 0,63 μg/Kg y 1,5 μg/Kg diarios aumenta el riesgo de toxicidad renal y problemas cardiovasculares, respectivamente.
Si bien es cierto el número de participantes que formaron parte del estudio no es muy grande y estuvo compuesto principalmente por varones jóvenes (de 12 a 17 años), los resultados son importantes para poder establecer medidas que permitan reducir el riesgo al que están expuestos las comunidades rurales que habitan cerca a las instalaciones mineras.
También es importante establecer normas, estándares o niveles máximos permisibles de metales pesados en el agua basado en evidencias y de acuerdo a los patrones alimenticios y la dieta de cada región, porque dependerá de ella el nivel de exposición a determinados compuestos nocivos para la salud.

Referencia:

Barenys, M., et al. Heavy metal and metalloids intake risk assessment in the diet of a rural population living near a gold mine in the Peruvian Andes (Cajamarca). Food Chem. Toxicol. (2014), DOI: 10.1016/j.fct.2014.06.018

EL COMERCIO: 
http://elcomercio.pe/blog/expresiongenetica/2014/07/metales-pesados-dieta-cajamarca?ref=nota_ciencias&ft=contenido

The Scientific World Journal

Volume 2012 (2012), Article ID 732519, 12 pages

http://dx.doi.org/10.1100/2012/732519

Research Article

Trace Metal Content of Sediments Close to Mine Sites in the Andean Region
Cristina Yacoub,1 Agustí Pérez-Foguet,2 and Nuria Miralles1,3


1Grup de Recerca en Cooperació i Desenvolupament Humà (GRECDH), Departament d'Enginyeria Química, ETSEIB, Universitat Politècnica de Catalunya, Avenida Diagonal 647, 08028 Barcelona, Spain

2GRECDH-LaCÁN, Departament de Matemàtica Aplicada 3, ETSECCPB, Universitat Politècnica de Catalunya, Jordi Girona 1-3, 08034 Barcelona, Spain

3Departament d'Enginyeria Química, Universitat Politècnica de Catalunya, Avenida Diagonal 647, Edifici H Planta 4a, 08028 Barcelona, Spain

Received 28 October 2011; Accepted 29 November 2011

Academic Editors: T. Brock, G.-C. Fang, and K. Kannan

Copyright © 2012 Cristina Yacoub et al. This is an open access article distributed under the Creative Commons Attribution License, which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.

Abstract

This study is a preliminary examination of heavy metal pollution in sediments close to two mine sites in the upper part of the Jequetepeque River Basin, Peru. Sediment concentrations of Al, As, Cd, Cu, Cr, Fe, Hg, Ni, Pb, Sb, Sn, and Zn were analyzed. A comparative study of the trace metal content of sediments shows that the highest concentrations are found at the closest points to the mine sites in both cases. The sediment quality analysis was performed using the threshold effect level of the Canadian guidelines (TEL). The sediment samples analyzed show that potential ecological risk is caused frequently at both sites by As, Cd, Cu, Hg, Pb, and Zn. The long-term influence of sediment metals in the environment is also assessed by sequential extraction scheme analysis (SES). The availability of metals in sediments is assessed, and it is considered a significant threat to the environment for As, Cd, and Sb close to one mine site and Cr and Hg close to the other mine site. Statistical analysis of sediment samples provides a characterization of both subbasins, showing low concentrations of a specific set of metals and identifies the main characteristics of the different pollution sources. A tentative relationship between pollution sources and possible ecological risk is established.

EN: http://www.hindawi.com/journals/tswj/2012/732519/abs/


Spatial and temporal trace metal distribution of a Peruvian basin: recognizing trace metal sources and assessing the potential risk.

Yacoub C1, Blazquez N, Pérez-Foguet A, Miralles N.

Abstract

Recent efforts have been made to determine the environmental impact of mining over the past 11 years in the Jequetepeque River basin, in northern Peru. We have now analyzed data from two studies to elucidate the spatial and temporal trace metal distributions and to assess the sources of contamination. These two studies were carried out from 2003 to 2008 by a Peruvian government administration and from 2008 to 2010 by us. We analyzed 249 samples by principal component analysis, measuring: pH, electrical conductivity, total dissolved solids, total suspended solids, chloride, weak-acid-dissociable cyanide, total cyanide, nitrite and nitrate, ammonium, sulfate, and trace metals and metalloids (Al, As, Ca, Cd, Cu, Cr, Fe, Mg, Mn, Ni, Pb, and Zn). Within the spatial distribution of the basin, the highest Al, As, Cu, Fe, Ni, and Pb concentrations were found at the closest point to the mine sites for both periods of time, with the higher peaks measured during the first years of the sampling data. Temporal trends showed higher concentrations of Cu and Fe in samples taken before 2005, at which point the two mines were closed. Risk assessment was quantified by the hazard quotient as related to water ingestion. The risk for human health posed by the concentrations of several trace metals and metalloids was found to be highly adverse (As and Cr), significant (Al, Cd, Cu, Fe, and Pb), or minimal (Ni and Zn).

PMID:

23479118

EN: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23479118

3 de julio de 2014

LA MASACRE EN CELENDÍN, EL CONGAZO

Por Wilder Sánchez

Se cumplen este jueves 3 de julio dos años de la masacre perpetrada en Celendín por las fuerzas combinadas de la Policía “Nacional”, del Ejército y de Minera Yanacocha contra la población del campo y la ciudad que ese día cumplía acciones de protesta en el marco del Segundo Paro Regional Indefinido contra el megaproyecto Conga de Yanacocha, que ya llevaba 34 días.
Todo el pueblo acompañó el sepelio de las víctimas.
El 28 de julio del 2012 Ricardo Noriega Salaverry y un pequeño equipo de trabajo se constituyeron a la ciudad de Celendín y allí recogieron los testimonios de las madres, viudas y otros familiares cercanos de las cuatro víctimas mortales del Congazo. El archivo adjunto en pdf contiene los testimonios, que van acompañados de fotos, algunas de las cuales son de las víctimas mortales; va precedido del relato de los antecedentes y del contexto en el que las huestes mercenarias enviadas por el régimen minero-militar de Ollanta Humala, pagadas por Yanacocha, asesinaron con armas de largo alcance a humildes pobladores. La masacre fue tal que incluso desde los helicópteros policiales se asesinó e hirió a los celendinos. Entérese de lo que pasó ese 3 de julio leyendo íntegramente los testimonios de los familiares más cercanos de las víctimas mortales.
Este es el testimonio:

.

7 de julio de 2012

CONFIRMADO: La Oroya, la ciudad más contaminada del mundo

Dr. Godofredo Arauzo
La Blacksmith visitó la Oroya en Mayo del 2008. Las observaciones sobre los logros sobre la contaminación de este complejo según asevera La Asociación Interamericana de Defensa del Ambiente  (AIDA) son ENGAÑOSAS, porque sus afirmaciones carecen de fundamento; es un resumen de las afirmaciones presentadas por Doe Run. AIDA sostiene que la calidad ambiental, el cumplimiento o el grado de protección de la salud humana de la Oroya no se pueden evaluar basándose en el nivel de inversión de la compañía, sino debe hacerse sobre la base de los datos actuales de la calidad del aire, nivel de plomo en la sangre y otros indicadores ambientales y de salud, que el informe no considera.(1).
Critica que Blacksmith se basa en datos limitados para evaluar; por ejemplo el nivel del azufre en la zona .La Blacksmith afirma que la concentración del SO2.en promedio diurno es de 5.000 ug/m3 en la Oroya (máximo permitido 13 ug/m3 CDC 2006); pero en el día en que estaba esta institución en la Oroya, la concentración del SO2 fue de 0.(1).
Finalmente AIDA concluye que el informe Blacksmith menoscaba los esfuerzos para alcanzar realmente la remediación y limpieza de la Oroya (1).
AIDA en otro comentario expresa que la calidad del aire de la Oroya se ha deteriorado seriamente desde que el complejo metalúrgico pasó a manos de Doe Run. La misma Doe Run manifestó que la concentración del plomo se elevó 1.163 %, arsénico 606% y cadmio 1990% (2). Las concentraciones de plomo, cadmio, arsénico, bióxido de azufre y otros se han incrementado sustancialmente desde 1997 (3), especialmente por el aumento de la producción; por ejemplo la producción del plomo aumentó  25% (2). Los pobladores de la Oroya están contaminados por un cóctel tóxico (4). Es un laboratorio viviente.
La concentración del cadmio (Cd) aumentó dramáticamente desde que adquirió Doe Run el complejo. En 1999 la concentración del Cd en el Sindicato era de 0.22 ug/m3.(permitido 0.0055 ug/m3); excedió en más de 40 veces el límite y dejó de informar al Ministerio de Energía y Minas MEM la concentración del Cd desde el 2000; de la misma manera la concentración del arsénico se incrementó significativamente desde 1997: No se monitorea material particulado de menos de 2.5 micras (PM 2.5), que son las más peligrosas para la salud humana; y se movilizan fácilmente. Ceverstav dice que todos los parámetros de calidad de aire se han deteriorado dramáticamente desde que Doe Run se hizo cargo del complejo (5).
La Agencia de Protección Ambiental de USA (Environment Protection Agency EPA) tiene registrado 1467 compuesto químicos más peligrosos y el bióxido de azufre (SO2) se encuentra en el número 16 de peligrosidad (6). Ceverstav demostró con los mismos datos que envía Doe Run al MEM cada 3 meses que la eliminación del SO2 aumentó en cerca del 300% desde que Doe Run se hizo cargo del complejo (5).
La Blacksmith afirma que la concentración del SO2.en la Oroya en promedio es de 5.000 ug/m3 (1); otro autor informa que el promedio es de 934 ug/m3 (2); permitido 13 ug/m3 (7). La concentración en el día del SO2 es más elevada entre las 8 de la mañana y 5 de la tarde llega a un pico de 2100 ppb (permitido 280 ppb) (5), El 13-8-08 la concentración del SO2 llegó a un límite histórico y espeluznante: 27,000 ug/m3 (8-9-10);permitido 13 ug/m3  (7).
 No se analizan en la Oroya otros metales pesados y sustancia altamente tóxicas: vanadio, uranio, mercurio, antimonio, bario, selenio, cromo, cobalto, molibdeno, niquel y aluminio (2) Los pobladores de la Oroya no sólo están contaminados con el plomo sino también con cadmio, arsénico, bióxido de azufre y antimonio; que la concentración de antimonio es 30 veces más alta, que en USA (11). La Oroya es un laboratorio viviente..
En la Oroya en los últimos 5 años no hubo reducción de la concentración del plomo en el aire; en Huanchan la concentración supera 15 veces lo permitido; en los meses de Enero y Febrero del 2007 en la estación de Huanchan la concentración de plomo se excedió 245 % a lo permitido; el 2006, la concentración de cadmio superó 48 veces a los permitido por la OMS (12): la producción del plomo aumentó  25% (2)
Doe Run sólo monitorea las fuentes puntuales, no monitorea los agentes tóxicos que se eliminan por las 95 chimeneas pequeñas, ni los depósitos de concentrados y arsénico de Vados y Malpaso, cómo tampoco monitorea lo que elimina el incinerador industrial y la planta de coque que eliminaba 23,800 metros cúbicos por día de gases tóxicos(PAMA).
Doe Run explicaba que la contaminación de la Oroya había disminuido; un asistente le espetó: la contaminación ha aumentado; el expositor contestó: muestre un documento de lo que afirma, el asistente le replicó: el mejor documento que tengo es mi cuerpo contaminado.(4).  
Las emisiones del SO2 de las fundiciones peruanas de cobre están entre las fuentes industriales de más alta concentración de bióxido de azufre del mundo y se hallan entre las más contaminadas también del mundo(13).
No se cuenta con datos concretos sobre los sistemas de control de calidad en la toma de muestras y análisis del monitoreo empleado por la empresa; no se tiene la certeza que la información reportada al MEM sea precisa, confiable y adecuada; los datos reportados al MEM podría considerarse como una aproximación y subvaluados; no son electrónicas ni graficados (5)
La contaminación que genera la Oroya no sólo está circunscrita en esta ciudad sino también contamina a zonas distantes como Concepción que está a 100 kilómetros de la Oroya: La Universidad de Missouri detectó en los niños de 0-6 años plomo en sangre: 20-44 ug/dl en el 72.22%; 10-19ug/dl en el 16.67 %; 45-69 ug/dl en el 8.33% y menos de 10 ug/dl en el 2.78 %.; o sea el 97.22 % de los niños de Concepción están contaminados con más de 10 ug/dl de plomo en sangre; lo permitido era 10 ug/dl; pero actualmente la Academia de Pediatría de USA dice que lo máximo permitido es 0 ug/dl de plomo en sangre (14) En zona rural cercana a la Oroya Cuchimachay; cadmio en el suelo 59.26 ppm (permitido 3 ppm); en este lugar no existe cobertura vegetal (15).
El complejo metalúrgico ha contaminado con metales pesado 10 centímetros de profundidad y trazas hasta los 80 cms, de 2,300 kilómetros cuadrados alrededor de la Oroya, investigación realizada por: Ground Water Internacional, Science Integrity y Knight Piesold Consulting a pedido Activos Mineros ( El Comercio 11-11-09).
El complejo metalúrgico de la Oroya tiene 37 afluentes líquidos que eliminan al río Mantaro; Doe Run solamente monitorea 12. Las directivas del estado peruano sobre el monitoreo de la calidad del agua en la operaciones mineras establece que todas las descargas líquidas a las aguas superficiales deben ser monitoreadas regularmente (5-16)
El 26-7-06 Doe Run adquirió el certificado ISO 14001:2004 (17) y el 11 de Marzo del 2008 le anulan por incumplir las leyes ambientales peruanas y por carecer de medidas adecuadas para evitar la contaminación (18).
Doe Run cometió el 2007,  4 infracciones graves y 1 simple medio ambientales; el estado peruano le impuso una multa de $ 724,500 ( El Comercio 20-12-08)  
En Huancayo a 120 kilómetros de la Oroya existe jurisprudencia. En 1942 el ,poder judicial ordena pagar, a la Cerro de Pasco Copper Corporation dueña ese entonces de la Oroya, una indemnización de $ 200,000 a Bazo Velarde, por daños ocasionados a su ganadería Jatunhuasi, por los humos de la Oroya (19).
El poder judicial (20), el Tribunal Constitucional (21) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)(22) exigieron al estado peruano preocuparse por la salud de la ciudad de la Oroya.
La Oroya contamina las aguas superficiales y profundas, el suelo, aire y genera la lluvia ácida (23) que producen daños a la salud humana y animal, a los ecosistemas y biodiversidad. mayormente irreversibles. Los humos de la Oroya ha afectado 700.000 hectáreas alrededor de la Oroya (2-24).
Doe Run disminuirá su contaminación en dos circunstancias: cuando utilice tecnología actualizada como la que practica en su sede central Herculaneum o disminuya las toneladas de refinación, La planta de Trial de Canadá utilizando tecnología limpia, disminuyó 25% la concentración de plomo en sangre de los niños y la concentración de metales pesados en el aire se redujo en más del 75%; en el Paso cuando cerró la fundición, la concentración de plomo en el aire disminuyó de inmediato y la concentración de plomo en la sangre de los niños se redujo en más del 75%;.en Torreón México el gobierno obligó a refinar solamente el 50%, obteniéndose efectos similares a los anteriores (5). Los daños debe pagarlos Doe Run de acuerdo al consenso mundial: EL QUE CONTAMINA PAGA, puesto en vigencia en Europa desde 1972 (25) y como lo hace en Herculaneum; puede replicar estas acciones en la Oroya (2-27)
El 13 de Agosto del 2008 La Oroya ha confirmado ser la ciudad más contaminada del mundo. Este día la concentración del SO2 en la Oroya llegó a un nivel histórico y espeluznante: como dice El Comercio (8); llegó a 27,000 ug/m3; permitido 13 ug/m3 (7) el aparato que medía la concentración llegó a su límite máximo; posiblemente si el aparato tenía más espacio para medir, la cifra habría sido más elevada (8-9-10), pero. cuando la Blacksmith estaba de visita en la Oroya la concentración del SO2 llegó a 0 (cero)(1). Otros datos más que confirman que la Oroya es la ciudad más contaminada del planeta tierra: según el informe Mantaro Revive 2007: el arsénico (As) en la Oroya Antigua tiene una concentración en el suelo de 4713 ppm permitido 12 ppm y el cadmio (Cd) 193.87 ppm permitido 1.4 ppm, según  Canadian Environmental Quality Guidelines (28).

BIBLIOGRAFÍA

1.   Asociación Interamericana de Defensa del Ambiente (AIDA). El Informe de la Blacksmith sobre la Oroya en EMGAÑOSA, 2008
2.   Portugal C, Hurtado W y Aste J. Los Humos de Doe Run. 2003.
3.   Garcia C. El Plomo de Doe Run 2005
4.   Pajuelo J. Medio Ambiente y Salud de la Oroya, 2006.
5.   Ceverstav AK and Barandiaran A. La Oroya Can Not Wait, 2002.
6.   U:S Department of Health & Human Services, Public Health Service Agency for Toxic Substance and Disease Registry. Public Health Statement. Potential for Human Exposure, 1998:111-130.
7.   Center for Diseases Control Prevention (CDC). NIOSH Pocket Guide to Chemical Hazards 2006.
8.   El Comercio. La Concentración del SO2 Llegó a Nivel Histórico y Espeluznante, 2008.
www.elcomercio.com.pe/ediciononline/HTML/2008-08-19/azufre-aire-oroya-supero-niveles-historicos.html
9.   DIGESA, 2008. www.digesa.sld.pe/aire
10. NO A LA MINA 2008
11. La República 15-12 2005
12. Kcomt CA. Segundo Informe Sobre Evaluación de la Calidad de Aire en la Oroya 2007.
13. NASA. Earth Observing System (EOS) AURA, 2006:
14. Universidad de Missouri. Estudio sobre la Contaminación Ambiental en los Hogares de la Oroya y Concepción y sus Efectos en la Salud de sus Residentes, 2005.
15. Berrospi AE. Los Humos de la Oroya: Contaminación de los Suelo y la Vegetación, 2004
16. Empresa Minera del Centro del Perú (Centro Min Perú). Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA). Complejo Metalúrgico de la Oroya, 1996
17. Doe Run Perú. Complejo Metalúrgico de la Oroya 2007..
18. Anulan a Doe Run Certificado ISO 14001:2004, 2008.
peruinsolito.blogia.com/2008/041201-doe-run-peru-pierde-su-certificado-ambiental.php
19. Andaluz C y Walter Valdez. Responsabilidad Civil..Código del Medio Ambiente y Recursos Naturales, 1999:251-264.
20. Juzgado Civil de Lima ordena al Ministerio de Salud del Perú y a la Dirección de Salud Ambiental la implementación de medidas concretas para la recuperación de la salud, por la grave contaminación en la Oroya
21. El Tribunal Constitucional (TC) ordenó al Ministerio de Salud que en un plazo de 30 días ponga en marcha un plan de emergencia para atender a los habitantes de la Oroya que sufren por la contaminación de plomo en sangre. 2006  
22. Derecho ambiental. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se Pronuncia a Favor de la Salud de la Oroya
23. Arauzo G. La Lluvia Äcida en el Centro del Perú 2007  
24. Doe Run Peru. Estudio de los Niveles de Plomo en Sangre de la Población de la Oroya 2000-2001, 2001..
25. Valenzuela F. El Que Contamina Paga 2006
www.monografias.com/trabajos37/quien-contamina-paga/quien-contamina-paga.shtml
26. Asociación Interamericana de Defensa del Medio Ambiente (AIDA : Recuperación Ambiental en la Fundición de Doe Run en Herculaneum Missouri 2008
27. Salvemos a la Oroya. Caso Herculaneum 2008
 
Dr. Godofredo Arauzo
Huancayo Perú

8 de marzo de 2012

MINERÍA: Estremecedoras coincidencias

Publicamos este estremecedor y crudo artículo publicado en un diario argentino por la gran similitud en todos los aspectos de lo que sucede en Catamarca, Argentina, y en Cajamarca, Perú (parece que la desgracia no distingue entre una "T" y una "J"). Lo escribe un artista vernacular de la cerámica que, acorde con el signo de su tiempo y el compromiso asumido con el pueblo y la naturaleza, nos dice una verdad que, por sus argumentos, resulta inobjetable. Los felipillos, aspirantes a serlo y los "artistas" que medran a costa de las mineras, que no dudan en prostituir su arte y vender su alma al diablo, deberían mirarse en el espejo de lo que sucede en Catamarca y dejar de tildarnos de "opositores al progreso y malos peruanos". Nosotros no hablamos como comunistas, ni terroristas, ni políticos. Alzamos nuestra voz de protesta en nombre de miles de campesinos que sufrirán las consecuencias de la voracidad insaciable de las mineras y en nombre de la civilización que exige el máximo cuidado del planeta que ha cobijado a la humanidad y a la vida durante millones de años. No lo destruyamos en un instante. Las generaciones venideras nos maldecirán (CPM).

¡AGUAS CONTAMINADAS Y ENCIMA PALOS!

Por Jorge Fernández Chiti

Minera La Alumbrera
Minera la Alumbrera: Es el caso testigo de la minería metalífera a gran escala. Funciona en Andalgalá, Catamarca.

El polémico y reconocido ceramista argentino Jorge Fernández Chiti, nos ha enviado este artículo de opinión, que ofrece un informe sobre las consecuencias para la salud de las explotaciones de minería a cielo abierto y otras consideraciones, que hemos querido reproducir para ponerlo a consideración de nuestros lectores y generar un ámbito de difusión y debate de la controversia implicada.


Entérese en Wikipedia

Minería a cielo abierto
Minería a cielo abierto

Bajo La Alumbrera
Bajo La Alumbrera

Veladero
Veladero

Es posible que utilicen polímeros cianurados y nuevos químicos de última generación que escapan al análisis (que por otra parte no dejar hacer a terceros): de ahí que ahora afirmen que no emplean cianuro tradicional “porque” importan sustancias derivadas, con denominaciones de marca para despistar, cuya verdadera composición química se oculta en connivencia con “reparticiones y universidades” y que transportan en enormes camiones o en trenes a los largo de la ruta 34 (ocupada prácticamente por las mineras), rutas cordilleranas, etc.

Quien esto escribe fotografió un enorme camión que portaba la leyenda “explosivos” (20 a 30 mil kg), y lo estacionaron a la puerta del hotel, donde descansaron los choferes toda una noche y media mañana, antes de subir a la mina, con el consiguiente peligro para la ciudad de San Juan. ¿Se imaginan un accidente o atentado contra un transporte o tren que acarrea diez a veinte mil kg de dinamita? Volaría casi media ciudad. Ese riesgo lo corren todas las ciudades y pueblos por donde circulan esos explosivos, estaciones de servicios, vecinos.

Es posible que utilicen polímeros cianurados y nuevos químicos de última generación que escapan al análisis (que por otra parte no dejar hacer a terceros): de ahí que ahora afirmen que no emplean cianuro tradicional “porque” importan sustancias derivadas, con denominaciones de marca para despistar, cuya verdadera composición química se oculta en connivencia con “reparticiones y universidades” y que transportan en enormes camiones o en trenes a los largo de la ruta 34 (ocupada prácticamente por las mineras), rutas cordilleranas, etc.

Quien esto escribe fotografió un enorme camión que portaba la leyenda “explosivos” (20 a 30 mil kg), y lo estacionaron a la puerta del hotel, donde descansaron los choferes toda una noche y media mañana, antes de subir a la mina, con el consiguiente peligro para la ciudad de San Juan. ¿Se imaginan un accidente o atentado contra un transporte o tren que acarrea diez a veinte mil kg de dinamita? Volaría casi media ciudad. Ese riesgo lo corren todas las ciudades y pueblos por donde circulan esos explosivos, estaciones de servicios, vecinos.

No sólo Catamarca es la Provincia más saqueada y contaminada. Maestros de Abra Pampa (Jujuy) nos han mandado a analizar sus aguas y contenían PLOMO en cantidades pocas veces vista (los Municipios afirmaban que el agua era “potable…”).

En toda la Quebrada, Tilcara, Jujuy utilizan aguas cloacales (desechos de hoteles para gringos) y además contaminadas por explotaciones más o menos disimuladas de plata, oro, plomo, uranio, cromo, bario, y decenas de otros venenos.

San Juan es el “paraíso de las mineras”. Las Universidades reciben subsidios para falsear análisis, lo mismo que en todas las provincias con minería, incluso Córdoba (jefes de departamentos de minería y geología de Universidades son a la vez jefes de laboratorio de empresas mineras, o asesores); sin hablar del soborno a nivel “autoridades”.

Ningún laboratorio se atreve a analizar aguas, o deben falsear los análisis para no sufrir represalias. En la ciudad de Córdoba existe una planta de tratamiento de uranio…que extraen de sus sierras vecinas (pero en sus festivales de pseudo-folklore y castración mental se censura el tema: ¡qué triste y cobarde papel han hecho los más conocidos cantantes de folklore este año, salvo dos santos santiagueños que se atrevieron a hablar y no los llamarán más!). (No hablo más de San Juan por riesgo de la vida…).

Santiago del Estero: Las Termas, el lago y el río Dulce son cloacas y tanque de agua al mismo tiempo. Hay sospechosas “exploraciones” cerca de Sumampa. En Córdoba, el lago San Roque es el más contaminado del mundo (equivale a un “infierno hídrico”: tiene desde arsénico y plomo, hasta nitrato de uranio y todos los agrotóxicos mezclados). Y permiten bañarse en esas aguas cloacales… con engañosos affiches turísticos.

Lo mismo sucede con La Rioja: la resistencia de Famatina y Chilecito ha sido admirable y es un ejemplo de cómo sólo la acción común ciudadana podrá salvarnos. Y de hasta qué punto la corrupción del Poder entrega y vende a los mismos habitantes que los votaron. Salta, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro (sospechosas muertes y asesinato de un gobernador con olor a cianuro…..) sufren las mismas atrocidades, al igual que las provincias del Sur patagónico (cerro Vanguardia en Sta. Cruz y también en Perito Moreno, cerca del río Pinturas).

Han vendido nuestro país a las transnacionales del oro, niobio, germanio, y otros minerales estratégicos, que buscan afanosamente en Argentina. Los ingenuos creen que sólo buscan oro. Ni nos imaginamos los minerales estratégicos que se llevan. Están creando cuerpos armados de choque para acallar voces y apalear a honestos ciudadanos que defienden su tierra y modo de vida tradicional.

Sospechamos que incluyen el saqueo urgente y rápido de los recursos estratégicos y aguas de Argentina y la eliminación física de sus ciudadanos de piel morena (de ascendencia indígena). El indigenismo y la ecología han pasado a ser “hipótesis de conflicto” para EEUU y “el Eje”. Y la Ley antiterrorismo aprobada en Argentina, se halla en consonancia al servicio de dicho plan dirigido por dicho eje del poder perverso internacional.

Cerro Vanguardia
Santa Cruz: Cerro Vanguardia, es un yacimiento de oro y plata, cuya concesión minera comprende 514 Kilómetros cuadrados.

No hemos visto a Quebracho, ni a la FUA, ni a la “izquierda lacaya” argentina, ni a los defensores de “derechos humanos” ni en Chilecito, ni en Tinogasta, ni en Amaicha, ni en Andalgalá, ni en Belén ni en Famatina. Ni a las más conocidas ONG ambientalistas.

Ni tampoco los hemos visto en lucha contra las aguas putrefactas del Gran Buenos Aires, el Riachuelo, el Reconquista, el Delta y de casi todo nuestro país cuyos balnearios veraniegos reciben sin tratar las deyecciones cloacales de millones de turistas que, sin saberlo, se bañan en aguas excrementicias arrojadas directamente al mar (según de qué lado venga el viento… así serán más negras o más grises las aguas marinas…).

De “eso” no se ocupan los “roqueros” de hoy… (¡Hay Patria en pedazos… engañada y mutilada: cuánto me dueles!). Hay arsénico en aguas de Colón y plomo en Gualeguaychú (E.Ríos), y decenas de agroquímicos y desechos venenosos a lo largo de todo el río Paraná y Uruguay, desde Misiones, Corrientes y E.Ríos, hasta San Pedro, Campana, Zárate… Buenos Aires. “Prohibido bañarse en las aguas del Río de la Plata debido a su hipercontaminación”.

Esta mañana he visto por TV la lucha de humildes habitantes de Tinogasta (Catamarca). Los palos, balas de goma, gases, mordidas con perros, recuerdan el peor genocidio de épocas pasadas. Fuerzas de seguridad pertrechadas para el combate, algunas mandadas desde Buenos Aires, atacaron en forma cobarde a honestos ciudadanos que ejercían su derecho a defender sus tierras y aguas, su salud y aire, cultivos y familias.

¿Adónde está la voz de la Iglesia? ¿Y la del periodismo oficialista? ¿No se avergüenzan los legisladores corruptos que aprobaron una ley “antiterrorista” cuyo destino se sabía era “acallar a palos o con la cárcel” a maestras, a jóvenes y adultos, a quienes he visto apalear esta mañana por “grupos de tareas” que creíamos nunca más volverían a la Argentina a silenciar voces, golpear a bastonazos, encarcelar a honestos ciudadanos, atacar vehículos de TN…y al periodista Julio Bazán (única voz que se atrevió a viajar a la zona).

¿Adónde está la Justicia independiente? ¿Ningún juez se presentó para detener esa represión bárbara? He visto a mujeres criollas en el suelo recibir patadas por el director de minería (un rubio gordo de anteojos), en la ruta de Famatina y no se lo ha denunciado penalmente ¿Esta es la “nueva Argentina” que votamos? ¿Estamos a las puertas de una neocolonización y reemplazo étnico?

Nosotros hemos creado el Filtro cerámico Condorhuasi descontaminante de aguas que precisamente hemos presentado en aquella memorable Bienal, pero también lo han prohibido, plagiado y silenciado, en vez de fabricarlo y distribuirlo a la población en talleres municipales o escuelas de cerámica.

A los “ceramistas de arte” o de exposición, neocolonialistas culturales, que siempre han trabajado con la revista norteamericana de cerámica bajo el brazo de donde han plagiado y copiado piezas y estilos desde hace décadas, y han deformado nuestra cerámica por 50 años sometíendola a las modas más ñoñas europeas o norteamericanas; al Kitsch cerámico; al horno de fibra cancerígena y al Ra-Kú para tontos y tilingas ya sabemos que no podemos pedirles compromiso. Disculpen, amigos, si esta mañana no pude contenerme. Pueden hacer conmigo lo que quieran; pero no acallar mi voz…mientras viva.

Jorge Fernández Chiti. 10 de Febrero del 2012.

¡FUERA YANACOCHA DE CELENDÍN. CONGA NO VA, Y NO VA!

*